1. La primera razón para contratar a un wedding planner es que ayuda a resolver problemas. La planificación de una boda es un continuo proceso de resolución de problemas y también prevenirlos . Su asesoramiento integral y honesto te guiará para que nada salga mal.

2. Cuando nos imaginamos nuestra boda, tenemos mil ideas de Pinterest, en Instagram, en las bodas de familia . Con tanta información que a veces no es fácil saber qué es lo que queremos realmente o por dónde empezar .Lo primero de todo es ayudaros a descubrir lo que realmente queréis y a darle forma, y creando un hilo conductor que le dé emoción y sentido a esta maravillosa experiencia. Dejarse asesorar por un profesional os dará seguridad y garantía de éxito.

3. Evitará que tengáis estrés , la tranquilidad y el apoyo que te brinda un organizador te permitirá estar relajado .

4. Hará que parezca sencillo un trabajo que en realidad es muy complejo. Gracias a su formación, conocimiento, experiencia y contactos os harán fácil el camino de la planificación: selección y negociación con proveedores, gestiones, visitas, condiciones de pago y un largo etcétera. Gracias a su especialización, conocen la oferta a la perfección y saben de primera mano quienes son los mejores proveedores para cada tipo de cliente. Siempre os ofrecerán las mejores opciones teniendo en cuenta vuestros gustos, presupuesto y estilo.

5. Os ahorrará mucho tiempo. Harán todas las gestiones por vosotros y más rápido. La dificultad de cualquier actividad está en función del tiempo que le hayas dedicado.

6.Gestionará de manera profesional : Tiempo, recursos y presupuesto. Cumplir los plazos y crear un timming de la manera más adecuada.

Que más deciros ?

Hay mucho massss pero creo que es un comienzo para aconsejaros que lo mejor es disponer de un buen wedding planner en vuestra Boda .

Un consejo muy importante:

No todo el mundo es wedding planner ya que se necesitan mínimo 5 años de experiencia de muchas , muchísimas bodas reales .

Un abrazo.

Lídia Diez .