CURSOS 2018-03-14T11:30:36+00:00
«Las normas de protocolo y las buenas maneras, por sí solos, no venden; pero son cada vez más importantes dentro de las empresas. Cada día, son más las que se encargan de que la etiqueta esté presente en los actos oficiales que organizan y, si al menos no consiguen hacer negocios, tratar de que una palabra a destiempo o un mal gesto no los estropee.
El protocolo en la empresa no se limita solo a organizar las mesas de comensales en las comidas de negocio, que deben estar siempre ordenadas de forma jerárquica, sino que abarca muchos más aspectos. La necesaria apertura al exterior hace que, por muy diplomático que sea un empresario, pueda estropear cualquier posibilidad de negocio si infringe una costumbre local. Por ejemplo, en China es de muy mal gusto regalar un paraguas, algo que muchas empresas tienen en su catálogo de obsequios».